21 junio, 2019

Blog KE Innova

Experto de Dirección de Centros Educativos

La dirección de escuelas siempre es una tarea complicada. Lo es por la especificidad de las propias escuelas, como escenarios de aprendizaje con menores de edad; lo es como conjunto de relaciones constructivas de toda la comunidad educativa; y lo es, también, por el perfil formativo de las propias personas que ejercen la dirección que, siendo profesionales de la enseñanza y el aprendizaje, no necesariamente lo son para la gestión y gobierno.
A este problema en la dirección, se añaden, al menos, otros dos más que agudizan esta dificultad: la realidad de una sociedad altamente compleja que con las tecnologías de la información y la comunicación suponen un contexto altamente líquido y flexible; y por otra parte, la propia realidad de las escuelas con su imperiosa necesidad de una innovación que dé con la clave del éxito escolar y social del alumnado.

Kristau Eskola pone sobre la mesa la necesidad de una formación específica para sus directores, directivos o para aquellas personas que podrían asumir tareas de gestión y gobierno.

En estas primeras conversaciones se plantean dos principios para esta formación: por una parte, debe ser una formación exclusiva para los centros de iniciativa social de Euskadi, es decir, no sería suficiente con que fuera para centros cristianos, pero tampoco que fuera para cualquier centro de Euskadi. Por otra parte, la propia realidad de estas personas que están muy ocupadas en sus tareas directivas, por lo que, en la formación, debería haber elementos online, pero también situaciones presenciales de aprendizaje e intercambio.

Kristau Eskola se facilita un amplio y exhaustivo temario derivado de las propias necesidades detectadas en sus propios colegios.

A partir de esta primera propuesta la propia Universidad de Deusto hace una oferta con ocho grandes unidades. Estas unidades abarcan, tanto el marco de la propia administración educativa, como primer núcleo de trabajo, como la gestión de la propia realidad escolar en sus distintos ámbitos: el liderazgo y el ejercicio de la dirección, la gestión de las personas y sus relaciones laborales, la gestión económica de los recursos materiales, el impulso de la comunicación tanto interna como externa y, por encima de todos estos ámbitos y como esencia de la propia escuela, los procesos de enseñanza y aprendizaje en la realidad actual y desde el marco de la investigación científica.
En el marco actual de la Educación Superior derivado de Bolonia, la propia Universidad de Deusto ha propuesto un Trabajo Final de Experto (TFE) que permita a los que acceden a esta formación, la construcción de un documento, suficientemente justificado desde la ciencia de la dirección y la educación, que pueda publicarse en entornos de impacto.

No hemos completado el curso completo aún; pero en las tres asignaturas que hemos finalizado hasta ahora, podemos decir que, tanto los participantes, como el profesorado, están muy satisfechos con el trabajo realizado y con el aprendizaje conseguido.

Aunque la educación, en general, es muy complicada; también es profundamente satisfactoria.

El trabajo en la educación, además de apasionante, supone un auténtico compromiso con la sociedad porque permite la construcción de sociedades más justas, más maduras, más humanas, y más felices. Por otra parte, la educación de los centros de Kristau Eskola supone un valor añadido para la educación del País Vasco, por historia, por resultados y por planteamientos humanos y cristianos. Uno de los elementos para garantizar esta educación propia e identitaria es la dirección porque supone su pilar básico y fundamental. Lo es porque garantiza la identidad a la fundación de instituciones que nacieron con un profundo compromiso social. Lo es también porque asegura unos principios educativos apoyados en el estilo de Jesús de Nazaret. Lo es también por la gestión del compromiso de miles de profesionales que demuestran cada día que la educación cristiana es necesaria en la sociedad actual. Lo es porque es capaz de impulsar la verdadera participación de las familias que, de manera libre, eligen esta educación que fue también la base de la suya. Lo es, por fin, por el impulso de una educación de miles de estudiantes que se apoye en la investigación.
Directores, directivos, personas implicadas en la dirección de las escuelas de Kristau Eskola, queremos trasmitiros nuestra profunda gratitud y reconocimiento por vuestro trabajo y entrega. Nuestra humilde aportación quiere ser una ayuda personal y profesional en este camino, conscientes que ese camino difícil merece la pena porque vosotros marcáis la diferencia entre la educación de calidad y la escuela de las ocurrencias.

Autor: Jesús Marauri, Universidad de Deusto.

Encuentra el colegio de Kristau Eskola que mejor se adapte a tus intereses y necesidades

Buscar colegio